D i a r i o  d e  M i s  F l o r e s

 

2 Junio, 2016

     Mayo ha sido un mes de mucho ajetreo y me huelo que Junio ¡va por el mismo camino!.  Con el huerto en plena floración una no tiene tiempo de nada.  Voy persiguiendo el tiempo y llego tarde a todo, pero llego, y por fin encuentro un momento en mi agitado cotidiano para poder publicar la nueva entrada del "Diario de mis Flores".

Una imagen vale más que mil palabras y estoy muy orgullosa de poder compartir con todos vosotros los magníficos resultados de nuestra plantación otoñal de "hardys".

El Larkspur, como podéis apreciar, sobrevivió a todas las inclemencias del tiempo y no para de darnos magníficas flores blancas, azules y rosas desde finales de abril.

Cuando las plantas empiezan a producir flor no me puedo relajar ni un minuto.  La floración es muy abundante y concentrada con lo que tengo que ir a cortar varias veces por semana. Vamos, que las tijeras viven en mi bolso. Cuanta más flor cortas, más produce la planta. Si dejamos que estas se marchiten, la planta entiende que ya ha polinizado y deja de producir flor. ¡¡Excuso deciros que esto no nos interesa nada!!.

La Centáurea, otra de nuestras "hardys", ha sido la siguiente en florecer junto con los Sweet William.

De nuevo otra abundante e ininterrumpida floración.

La centáurea es muy laboriosa de recolectar.  Necesita mucha dedicación y paciencia ya que sus tallos son muy frágiles, ramificados y plagados de hojas muy finas.   Si vas deprisa, que suele ser la tónica habitual, corres el riesgo de romperlos. 

Limpiarlos es como pelar perdices, un engorro, pero cuando finalmente aterrizan en la floristería y Betty los coloca en jarrones repartiéndolos entre otras flores, te das cuenta, una vez más,  que merecen la pena.

Las últimas joyas en florecer han sido los Digitalis y la OrlayaAmbos auténticas primicias ya que es el primer año que los plantamos en nuestro huerto y me alegra comunicaros que el resultado ha sido todo un éxito.

Me consta que esta belleza británica, tan habitual en los jardines de los cottages ingleses y también en las laderas de los montes del norte de España, no se vende en las floristerías de nuestra ciudad porque no la ofrecen los proveedores. Parece mentira,  pero así es. Pero ¡que no cunda el pánico!  A partir de ahora lo podremos encontrar en FLOWRS durante la temporada de primavera. 

La Orlaya ha sido todo un descubrimiento para mí y tengo que decir que esta delicada flor blanca me tiene absolutamente arrebatada, como también me ocurre con otra "joyita" bastante marciana pero no por ello menos reveladora: nigella

La más tardía en deslumbrarnos con su elegancia (como se nota que es una de mis favoritas...) está siendo la Escabiosa. Estoy retrasando unos días la publicación de esta entrada para fotografiar sus capullos en flor y poder enseñároslos.  Mañana voy al huerto a cortar flor y ¡estoy segura de que volveré con buenas noticias!.

¡Y...Voilà, aquí la tenéis! No puedo expresaros la felicidad que he sentido al llegar al huerto y  encontrarme con este espectáculo. 

No quería despedirme sin antes compartir con vosotros algunas imágenes de los múltiples brotes, producto de los famosos semilleros que publicamos en nuestra entrada de marzo.

Y como estaba previsto, han salido al huerto hace unos 20 días, cuando acabaron los fríos días primaverales.  Ahora estamos a la espera de que crezcan y nos regalen los sentidos con sus bellas y abundantes flores a lo largo de todo el verano.  Recordad que estas son las "half hardys", las que solo se pueden plantar ahora.

Os dejo con este precioso ramo de Larkspur y ¡prometo que volveré mucho antes de lo que os imagináis con novedades!.