D i a r i o  d e  L a  V e g a  

Z i n n i a s

 

23 Agosto, 2017

     Agosto tiene varias novias, amantes del sol y el calor, que solo florecen en esta época  del año,  deleitándonos  con su abundante floración desde julio hasta finales de octubre. Nuestras protagonistas son las Zinnias, las Dahlias y los Cosmos.

De origen mejicano, la Zinnia es temperamental y de difícil cultivo. Una nunca sabe si obtendrá una buena producción. Por eso nunca dejo de sorprenderme y sentirme una privilegiada cuando estas bellas damiselas tienen el buen gusto de darme un un año productivo, como es el caso que nos ocupa. 

Hay muchas  variedades con una amplia paleta de colores, desde el rojo al amarillo pasando por el naranja, rosa, blanco o violeta. De floración ininterrumpida, cuanto más las cortas más flores producen.

 

Mis favoritas son la Zinnia Elegans : “Queen red lime” y "Benary’s giant lime",  Zinnia "Salmon rose", "Cindirella peach" y "Cindirella lilac ".

 

"Benary’s giant lime"

"Queen red lime"

"Cindirella peach" y "Cindirella lilac"

La siembra la suelo hacer en el invernadero a finales de marzo para sacar las pequeñas plantas  al huerto en mayo, después de las últimas heladas.  Al trasplantar los pequeños brotes conviene tener mucho cuidado porque a sus raíces no las gusta verse alteradas. De esto depende su supervivencia. Una vez en la tierra a esperar y “tocar madera”. Como la planta tiene tendencia a espigarse conviene arranca sus brotes para potenciar un crecimiento frondoso a lo ancho aumentando así su número de tallos.

 

Para mí son el complemento perfecto para las Dahlias, de las que hablaremos en breve. ¡Hasta pronto!